receta de ensalada con espinacas y lechuga

Receta de ensalada con espinacas y lechuga

Verde sobre verde: Doble de hojas, doble de salud en tu plato.

Dificultad

Baja

Tiempo de preparación

10 minutos

Porciones

4 personas

Hoy te traigo una receta que es la quintaesencia de la frescura y la simplicidad, perfecta para esos días en que buscas algo ligero, saludable, y rápido de preparar. La ensalada de espinacas y lechuga es una combinación clásica de espinacas y lechuga, que no solo es deliciosa sino también muy versátil. Puede servir como un plato principal ligero o como el acompañamiento perfecto para tus platos de carne o pescado.

¿Cuáles son los ingredientes?

Para esta ensalada de espinaca y lechuga llena de vida, necesitas:

  • 2 tazas de espinacas frescas, bien lavadas y escurridas
  • 2 tazas de lechuga romana o lechuga de tu preferencia, bien lavada y troceada
  • 1/2 taza de tomates cherry, cortados por la mitad
  • 1/4 de taza de cebolla morada, finamente rebanada
  • 1/4 de taza de nueces o semillas de girasol para un toque crujiente
  • Queso feta o queso de cabra desmenuzado, al gusto
  • Para el aderezo:
    • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 1 cucharada de vinagre balsámico
    • 1 cucharadita de mostaza Dijon
    • Sal y pimienta al gusto

Esta combinación de ingredientes promete un plato lleno de texturas y sabores que se complementan maravillosamente.

¿Qué utensilios se necesitan?

Para preparar esta ensalada con espinaca y lechuga, asegúrate de tener:

  • Un bol grande para mezclar los ingredientes
  • Un cuchillo afilado y una tabla de cortar para preparar los vegetales
  • Un frasco pequeño con tapa o un bol para mezclar el aderezo

Con estos utensilios básicos, estás más que listo para preparar una ensalada digna de cualquier ocasión.

Cocinemos juntos!

Preparar tus ensalada de lechuga y espinaca es sumamente fácil y rápido:

  1. En el bol grande, mezcla las espinacas y la lechuga troceada. Esta base verde no solo es hermosa a la vista, sino también rica en nutrientes esenciales.
  2. Añade los tomates cherry, la cebolla morada rebanada, las nueces o semillas de girasol, y el queso feta desmenuzado. Estos ingredientes añaden color, textura, y sabor, elevando tu ensalada a nuevos niveles de delicia.
  3. Para el aderezo, combina el aceite de oliva, el vinagre balsámico, la mostaza Dijon, sal y pimienta en el frasco con tapa. Agita bien hasta que todos los ingredientes estén emulsionados. Si prefieres, puedes batirlos en un bol con un tenedor hasta que estén bien mezclados.
  4. Vierte el aderezo sobre la ensalada y mezcla suavemente para asegurarte de que cada hoja esté delicadamente cubierta.
  5. Sirve de inmediato para disfrutar de la frescura y el sabor en su máxima expresión.

Estas ensaladas con espinacas y lechuga es una demostración de que lo simple puede ser extraordinariamente delicioso y satisfactorio. Es la elección perfecta para una comida ligera o como un lado refrescante para tus platos más robustos. ¡Espero que disfrutes de su frescura tanto como yo!

Jose Lara

Experto en SEO y redacción de artículos para SEO en Hogarpedia.org. Me apasiona la cultura general, la tecnología y todos los temas que me motivan a escribir artículos interesantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Receta de tiramisú de café
Receta de pico de gallo
Receta para pan de banana
Como preparar té de caléndula